lunes, 11 de junio de 2007

ANTECEDENTES Y MOTIVACIONES


El año pasado (2006) el país fue testigo de la movilización de estudiantes secundarios en pro de mejoras sustanciales en el sistema educacional público. Movilizaciones en varias regiones del país, lideradas por estudiantes pertenecientes a los más diversos establecimientos, incluyendo aquellos considerados emblemáticos como el Liceo de Aplicación, se manifestaron por una educación pública de calidad e igualitaria.
Es interesante notar que durante la década de los 80, esta misma problemática fue motivo de similares manifestaciones. La tenaz oposición de la época se centró –entre otros aspectos- sobre el proceso de municipalización; ya en aquellos años se auguraba una futura crisis de la educación pública, de la que hoy somos (o seremos) testigos no como estudiantes sino como apoderados (el tiempo no pasa en vano!).
Ayer y hoy el Liceo de Aplicación ha tenido una participación destacada en torno a proyectar mejoras del sistema educativo público. Efectivamente, es indesmentible que el actual sistema educativo descansa sobre un modelo de uso y consumo; y que lejos de que este modelo favorezca al sistema público, sus propios indicadores nos muestran su empobrecimiento. Esto es importante puesto que un principio fundamental establece que el sistema educacional busca que sus sujetos (es decir, los alumnos) alcancen la promoción social; dicho en términos sencillos, que a través de la educación los estudiantes y profesionales puedan ascender en la escala socio-económica. En consecuencia, bajo este sistema educativo imperante, la lógica indica la promoción social solo será posible en aquellos estudiantes y profesionales con acceso a educación de calidad, la que no se encuentra en el sistema municipal.
El LdeA ha impactado profundamente en mi formación como persona y como profesional. Creo que no soy el único que puede decir que los momentos vividos en estas aulas están gravados a fuego. Por esto, nace el compromiso de retribuir al alma mater y contribuir a la reivindicación de la educación pública.
Esta es una invitación a hacerse parte de este proyecto…. nuestro proyecto: formar el Centro de Ex Alumnos del Liceo de Aplicación.
Misión del Centro de Ex Alumnos
Hemos visualizado que nuestra misión será: Construir y velar por una Comunidad Aplicacionista (o canaria) fuerte e integrada, fundada sobre valores de solidaridad, el respeto fraternal, compromiso social y libertario.
La idea es que esta organización se constituya en un eje de acción social, a través de la integración de la comunidad canaria y el desarrollo personal y profesional de sus exalumnos, alumnos y amigos.
Sergio Castro Morales

2 comentarios:

Pus-modernidá dijo...

Vamos Compañeros
A Participar!!!!

L de A Libre!!!

Anónimo dijo...

Qué buena propuesta!!! nunca había oido de algo igual. Qué bueno que existen personas como yo